ainara-argazkiak

No Comments in bloga

Imprimir en Saal digital

Hacía tiempo que quería imprimir unas fotos mías para hacer una exposición en un futuro y también para hacer algún que otro cuadro. Para ello quería imprimir las fotos con buena calidad, ya que hasta ahora nunca me había quedado satisfecha con el resultado: lo que veía en la pantalla del ordenador no tenía nada que ver con los colores que presentaba finalmente fotografía impresa. Consulté con amigos fotógrafos y me recomendaron imprimir las fotos en el laboratorio Saal digital http://www.saal-digital.es/

Así que me animé a imprimir la misma fotografía en distintos materiales; FineArt (tamaño A4), Fotoposter (40x60cm) y en soporte rígido (metacrilato de 5mm de grosor).Para cada material apliqué el perfil ICC y así pude hacer una previsualización de cómo finalmente quedaría impresa la foto. Y si fuera necesario, podría ajustar las pequeñas variedades de iluminación que pudieran surgir.

Finalmente recibí las fotos y estoy muy contenta con el resultado. Por fin veo las fotos impresas tal cual, como lo veo en el ordenador. El metacrilato me ha gustado mucho y ahora estoy deseando imprimir en Aluminio Dibond para ver cómo queda

La única pega que tengo es que me enviaran la foto FineArt enrollada como si fuera un póster. Por lo demás, estoy súper contenta con la calidad de impresión y me ha llamado la atención el embalaje, las fotos van muy bien protegidas.

Eskerrik asko Ainara Garcia photography e Iker Aizkorbe Agirre por vuestras recomendaciones.

1 Comment in bloga

udazkeneko egunsentiak – amaneceres de otoño

Nire amatasunaren ostean ez dut beste gauzetarako denborarik izan. Baina aspaldiko partez blogean sarrera bat jartzeko nengoela eta, hona hemen eguneratzeko, abenduko azken egun epel hauetan izan ditugun egunsenti batzuen argazkiak.

Después de mi maternidad no he tenido tiempo para mucho. Pero hace mucho que quería escribir en el blog. Aquí comparto, para actualizarme de alguna manera, fotografías de amaneceres que hemos podido ver estos últmos días templados de diciembre.

 

_MG_8335F

_MG_8341F

_MG_8454F

 

 

No Comments in bloga

Axeri Dantza

Hernaniko Axeri Dantzari ateratako argazkiak 2012ko San Juanetan.

Fotografías del Azeri Dantza de Hernani, tomadas en las fiestas de San Juan en 2012.

No Comments in bloga

neguko estanpak – estampas de invierno

Betidanik piztu izan dit arreta Gorobelgo medizelerroak, bere kareharrizko pareta malkartsuak eta aldapa gogorrak izugarriak iruditzen zaizkit. Orain dela 5 urte Nerbioi ibaiaren iturburua eta Delikako Zirkuaren behatokia ezagutzera joan ginen Ibon Martinen “Rutas para descubrir Euskal Herria” gidaliburu jarraiturik. Gogoratzen dut egun hartan inguru guztia estaltzen zuen behelaino ikaragarri bat zegoela. Beraz bertako bista panoramiko ederraz gozatzeko gogoz geratu ginen. Baina gogoan daukat zintzilikatutako plataformako begiratokira hurbildu eta behera begiratu nuen unean sentitu nuen sentsazio berezi hartaz: ez zen bailararen oinarria antzematen: laino zuri bat besterik ez zen ikusten. Oinazpian zegoenaren dimentsioa zenbaterainokoa zen ez jakiteak dardara eragin zidan.

2014ko abenduko azken egunak ziren toki hori berriz bisitatzera joatea erabaki genuenean. Amurriora joateko aukeratu genuen eguna, abenduaren 29a, urteko egunik hotzenetakoa zen…. gauez iritsi ginenean termometroak -6ºC markatzen zituen kanpoaldean. Furgonetan egin genuen lo 4 zakurekin eta 2 edredoiekin.

Hurrengo egunean goizean goiz Aiaraldeko bailarak gordetzen duen altxor ederrenetako bat bisitatzera joan ginen, Maroñoko urtegian hain zuzen. Bertako hainbat argazki batzuk ikusiak nituen Eitb-ko Eguraldia saioan. Hain ederra iruditzen zitzaidan tokia bertara joateko gogo handia nuela. Gau hartako izotzaldia sekulakoa izan zen eta iritsi ginenerako belardiak zurituta jarraitzen zuten. Furgonetatik atera ginen tokiak eskaintzen duen ikuspegi panoramiko eder horretaz gozatzeko: Gorobel mendilerroko tontorrak urtegiko uretan islatzen dira. Hainbestekoa zen hotza ez genuela kanpoan denbora gehiegi iraun. Segituan furgonetara itzuli behar izan genuen berotan sartzeko.

Urtegitik Urduñara eraman gintuen errepide txiki bat jarraitu genuen. Turismo Bulegoan esan ziguten ur jauzian ura bazegoela eta zerua, oraingoan bai, oskarbi zegoen. Beraz, berotan sartzeko kafetxo bat hartu ostean, Urduñako gainaldera abiatu ginen. Eta handik, Santiagoko mendian, pagadi batetik pasatzen zen pista jarraitu ostean amildegian zintzilikatutako plataformara iritsi ginen. Bertatik Nerbioi ibaiaren ur jauzia beha daiteke, bere 300 metroko altuerako erorketa ikaragarriarekin.

Siempre me ha llamado la atención la Sierra Salvada, sus paredes de roca caliza escarpadas y sus fuertes pendientes me parecen impresionantes. Hace 5 años nos acercamos al nacimiento del río Nervión  y al mirador del circo de Délika guiados por el libro “Rutas para descubrir Euskal Herria” de Ibon Martin. Recuerdo que ese día cuando llegamos había una niebla espesa que cubría toda la zona. Así que nos quedamos con las ganas de disfrutar de esas impresionantes vistas panorámicas. Pero recuerdo lo que sentí al asomarme al balcón, aquella plataforma colgada y mirar hacia abajo: no se veía el fondo del valle, nada más que una nube blanca. La sensación de no saber cual era la dimensión del lugar bajo tus pies me parecía estremecedor.

Eran los últimos días de diciembre de 2014 cuando decidimos probar suerte e ir a visitar nuevamente la zona. El día que elegimos ir hacia Amurrio, el 29 de diciembre, fue uno de los días más fríos del año…. cuando llegamos por la noche el termómetro marcaba -6ºC en el exterior. Dormimos en la furgoneta con 4 sacos y 2 edredones. 

Al día siguiente a primera hora de la mañana nos dirigimos hacia el embalse de Maroño, una de las joyas que esconde en el Valle de Ayala. Había visto algunas fotografías del lugar en el programa Eguraldia de Eitb y me parecía tan bonito que tenía muchas ganas de visitarlo. La helada de esa noche había sido impresionante y los prados aún seguían blancos. Salimos de la furgoneta para disfrutar de esa visión panorámica tan espectacular, donde los picos de la Sierra Salvada se reflejan en las aguas del  embalse. Pero hacía tanto frío no permanecimos mucho tiempo en el exterior. Tuvimos que volver enseguida a la furgoneta para entrar en calor. 

Desde el embalse seguimos una pequeña carretera que nos llevó a Orduña. En la Oficina de Turismo nos dijeron que había agua en el salto del Nervión y el cielo, esta vez sí, estaba muy despejado. Así que después de tomar un café para entrar en calor nos dirigimos al alto de Orduña. Y desde allí, en el monte Santiago seguimos una pista que pasa por un hayedo hasta llegar finalmente a la plataforma colgada del vacío que permite disfrutar de la cascada del río Nervión; un salto de agua con una caída libre de 300 metros de altura.